Herramientas Personales

Usted está aquí: Inicio / Noticias / Vía libre para la restauración de las cubiertas y fachadas de la iglesia del antiguo Convento de San Hermenegildo
Recuperación de patrimonio edificado

Vía libre para la restauración de las cubiertas y fachadas de la iglesia del antiguo Convento de San Hermenegildo

* El proyecto de obras, elaborado por Urbanismo, recibe el informe favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía
Vista frontal de la iglesia del antiguo Convento de San Hermenegildo

Vista frontal de la iglesia del antiguo Convento de San Hermenegildo

28/04/2022

La Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente ha recibido el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio de la Consejería de Cultura, al proyecto técnico elaborado para la restauración de las cubiertas y fachadas de la iglesia del antiguo Convento de San Hermenegildo, en la Plaza de la Concordia, en pleno centro de Sevilla.

El pronunciamiento de este organismo autonómico es preceptivo dada la calificación de Bien de Interés Cultural que ostenta esta inmueble desde el año 1959, y que formaba parte de un antiguo convento de la orden Jesuita cuya construcción data del siglo XVI.

Con esta intervención Urbanismo pretende hacer frente principalmente a los problemas más importantes del edificio, que se centran en las dos cubiertas, la inclinada de estructura de madera y cubrición de teja y, la plana del cuerpo delantero. Ambas presentan patologías en lo referente a su estanqueidad y estabilidad estructural, que han sido localizadas y diagnosticadas a través de diversos análisis constructivos, arqueológicos y patológicos realizados previamente en el edificio para conocer el estado del mismo en su totalidad.

A resultas de estos estudios se ha constatado la necesidad de detener el deterioro que sufre la bóveda encamonada bajo la cubierta a consecuencia de la entrada de aguas, para preservar las pinturas y relieves de gran valor que se encuentran en este elemento. A fin de solucionar definitivamente estos problemas se llevará a cabo el desmontado por completo de toda la cubierta de madera y de las cubriciones y muretes laterales, para colocar nuevos refuerzos metálicos y proceder a su restauración integral. En cuanto al lucernario, Urbanismo ha optado por la sustitución completa de éste al encontrarse muy deteriorado y generar la entrada de aguas a su interior.

Como complemento a la restauración de las cubiertas, se plantea también la ejecución de una nueva red de saneamiento, dado que la actual se encuentra en mal estado. Asimismo, se restaurarán también las cornisas que rematan la antigua iglesia, que serán objeto de una actuación integral. Finalmente, el proyecto de obras incluye la restauración de las fachadas, sobre las que se realizarán básicamente trabajos de limpieza, conservación y reintegración.

En toda la actuación el principal criterio a seguir será el de conservar, siempre que sea posible, los materiales originales. Además, se contará con seguimiento arqueológico durante toda la intervención, que se presupone durará alrededor de 12 meses.

Urbanismo ha valorado todas las actuaciones previstas en este proyecto en 851.192 euros, cantidad correspondiente al presupuesto con el que saldrá a licitación este proyecto para su próxima adjudicación.

Esta operación llega después de que la Gerencia de Urbanismo llevara a cabo recientemente unas obras de conservación de las fachadas para solucionar unos problemas puntuales de desprendimientos producidos en éstas.

Breve reseña histórica del edificio

La antigua Iglesia de san Hermenegildo perteneció al convento fundado en 1580 por la Compañía de Jesús,  convertido  en cuartel de Artillería durante el siglo XIX y principios del XX. Pocos años después sería parcialmente derribado para crear una plaza y ordenar las calles laterales, conservándose en la actualidad sólo la antigua iglesia. 

La planta de este templo se inspira directamente en la Sala Capitular de la Catedral. Es de una forma elíptica, se inscribe en un trapecio recto próximo al rectángulo y su cubierta realizada según una cúpula ovalada. El centro de dicha cúpula la ocupa una cartela elíptica de la que parten doce nervios radiales, que se abren cuando apoyan en los muros, incluyendo en estos espacios imágenes religiosas. Entre esos nervios hay ventanas con lunetos, enmarcadas en un conjunto de yeserías, cuyo diseño se atribuye a Francisco Herrera el Viejo y que fueron ejecutadas entre 1619 y 1620. 

 La otra fachada, que es atribuida a Alonso de Vandelvira, se levanta en dos cuerpos de altura, con arcos de medio punto apoyados en pilastras pareadas entre las que se disponen hornacinas que albergaban esculturas de los apóstoles y de los padres de la Iglesia. 

El edificio se encuentra declarado Bien de Interés Cultural desde el año 1959.