Herramientas Personales

Usted está aquí: Inicio / Noticias / Urbanismo inicia el proceso para contratar las obras para la instalación de los ascensores en los 14 edificios adjudicatarios de las ayudas municipales de la última convocatoria celebrada

Urbanismo inicia el proceso para contratar las obras para la instalación de los ascensores en los 14 edificios adjudicatarios de las ayudas municipales de la última convocatoria celebrada

* Son subvenciones dirigidas a bloques con graves problemas de accesibilidad y con residentes que presentan serias dificultades de movilidad, además de económicas para hacer frente a estas inversiones
Obras para instalar un ascensor en un bloque de la barriada de Pino Montano

Obras para instalar un ascensor en un bloque de la barriada de Pino Montano

23/11/2021

El proceso para la instalación de ascensores en los edificios residenciales con graves problemas de accesibilidad que resultaron beneficiarios de la última convocatoria de ayudas del Ayuntamiento de Sevilla celebrada con este fin –correspondiente al año 2018-, entra en su última fase. La Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, organismo responsable de la gestión y ejecución de estas subvenciones ha iniciado hoy la licitación del contrato para la ejecución de las obras que acarrean estos montajes. 

Esta campaña dispone de un presupuesto máximo para obra de 2.047.000 euros, cantidad que duplica a la aprobada en la edición anterior de 2017 y que constituye la mayor de las habidas hasta el momento en las distintas convocatorias realizadas por el Ayuntamiento de Sevilla para la concesión de subvenciones de este tipo.  

El inicio de la licitación de las obras se produce una vez que tras la convocatoria de las ayudas fueron seleccionadas y adjudicadas las 14 comunidades de propietarios que, en principio, van a recibir estas ayudas para sus edificios de viviendas de acuerdo a los criterios técnicos y sociales establecidos en las bases del concurso, y después de adjudicarse los trabajos de redacción de los correspondientes proyectos de obras, que deberán ser aprobados ahora en el seno de cada una de las comunidades de vecinos para la consiguiente firma de los convenios de colaboración entre ambas partes. 

Los catorce inmuebles que recibirán estas ayudas se ubican en las siguientes localizaciones:

  • Calle Persépolis, 11 (Distrito San Pablo-Santa Justa)
  • Calle Nínive, 5 (Distrito San Pablo-Santa Justa)
  • Calle Hebrón, 4 (Distrito San Pablo-Santa Justa)
  • Calle Doctor Fedriani, 29 (Distrito Macarena)
  • Calle Juan Espantaleón (Distrito San Pablo-Santa Justa)
  • Calle Antoñita Colomé (Distrito San Pablo-Santa Justa)
  • Calle Hebrón, 7 (Distrito San Pablo-Santa Justa)
  • Calle Siracusa, 4 (Distrito San Pablo-Santa Justa)
  • Plaza de Oriente, 2 (Distrito Este-Alcosa-Torreblanca)
  • Calle Avellana, 15 (Distrito Macarena)
  • Calle Reina de la Paz, 6 (Distrito Sur)
  • Calle Parras, 24 (Distrito Casco Antiguo)
  • Calle Puerto de los Alazores, 23 (Distrito Cerro-Amate)
  • Calle Montejaque, 8 (Distrito Norte) 

En tanto que se avanza en esta cuestión, se ha iniciado en paralelo todo el trámite para contratar físicamente las obras. A fin de una mejor programación, Urbanismo realizará dos contratos para la ejecución de dos lotes de obras, uno para hacer frente a las siete actuaciones correspondientes a bloques de viviendas del distrito San Pablo-Santa Justa y, el otro para acometer las actuaciones en las otras siete localizaciones de los distritos Macarena, Este-Alcosa-Torreblanca, Sur, Casco Antiguo, Cerro-Amate y, Norte.  

El presupuesto con el que sale a licitación cada uno de los lotes es de 943.800 euros y 1.006.200 euros, respectivamente. La suma de ambos asciende a 1.950.000 euros, que es la parte de los 2047.000 euros del presupuesto de la campaña que aporta la Gerencia de Urbanismo. Los 97.000 euros restantes serían aportados por las comunidades de propietarios. Si tras la adjudicación y la ejecución de las actuaciones quedara dinero disponible, podría abordarse alguna nueva intervención. En este caso, la comunidad beneficiaria sería elegida de la lista de reserva, aprobada en su día, y en función del crédito disponible e importe de las obras a realizar. 

El plazo de ejecución de los contratos es de 18 meses. Una vez que se resuelva la adjudicación de los contratos, podrán iniciarse las actuaciones, lo que se estima pueda ocurrir durante el primer trimestre del próximo año 2022. 

Se trata por tanto de un procedimiento complejo, gradual y escalonado que regula y gestiona al completo la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, y que constituye un modelo de intervención pionero, que se ha adoptado por primera vez en esta convocatoria de ayudas, y que resulta realmente ventajoso para los propietarios de los inmuebles, ya que es el Ayuntamiento el que redacta los proyectos, ejecuta las obras y financia la mayor parte de éstas. "Mientras otras administraciones aportan una ayuda económica, el Ayuntamiento en aquellas comunidades que son seleccionadas de acuerdo con criterios sociales y económicos diseña el proyecto, lo ejecuta y lo financia prácticamente en su totalidad”, explica el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, quien subraya que se trata de una de las estrategias más ambiciosas puestas en marcha en ciudades para tratar, desde el Ayuntamiento, de contribuir a la reducción de barreras arquitectónicas en edificios privados. 

Al tiempo que se ultima esta operación para el montaje de ascensores en los catorce bloques de viviendas seleccionados, Urbanismo ha dado ya por terminada toda las actuaciones de la anterior convocatoria, y que permitió la instalación de ocho ascensores en otros tantos edificios de viviendas con serios problemas de accesibilidad y cuyos vecinos tienen graves dificultades de movilidad, así como económicas para hacer frente a estas instalaciones.  

Éste precisamente el el espíritu de estas ayudas municipales, contribuir a solventar situaciones de accesibilidad y movilidad realmente gravosas en ciertos edificios residenciales, cuyos vecinos, generalmente de edad avanzada, sufren verdaderas limitaciones en su movilidad diaria sin que económicamente puedan hacer frente a las obras necesarias para la instalación de un ascensor.