Herramientas Personales

Usted está aquí: Inicio / Noticias / La nueva imagen de la Plaza del Olivo ya es una realidad
Mejora de espacios públicos

La nueva imagen de la Plaza del Olivo ya es una realidad

* A un mes de que finalicen las obras de reurbanización de este gran espacio libre en el distrito Macarena, la zona ofrece ya nítidamente su nuevo aspecto, resultado del proyecto técnico desarrollado por Urbanismo y del renovado diseño conferido, en el que han participado activamente los vecinos a través del Plan REAVIVA * El cambio experimentado ha supuesto una inversión de casi 900.000 euros
Vista aérea de la Plaza del Olivo en el momento actual, en la recta final de los trabajos

Vista aérea de la Plaza del Olivo en el momento actual, en la recta final de los trabajos

03/05/2021

Un gran cambio. Es la primera sensación que asalta cuando se comprueba el efecto de los cinco meses de obras transcurridos en la Plaza del Olivo, entre la Avenida de la Barzola, la calle Cazalla de la Sierra y la calle José Bermejo, en el distrito Macarena. En la recta final de los trabajos –a menos de un mes de que finalicen éstos- esta gran superficie triangular de 4.500 m2 que hasta ahora no era más que una extensión de albero con escaso arbolado, bordeada por un acerado perimetral, muestra ya su transformación en una nueva zona libre adecuada ahora sí para el disfrute y la estancia de los vecinos de los barrios aledaños. 

Precisamente de acuerdo con éstos, se han realizado todos los cambios llevados a cabo. Ha sido, en concreto, en el marco del Plan REAVIVA, un programa de microactuaciones de mejora urbana dirigido por la Gerencia de Urbanismo para impulsar la recuperación de espacios urbanos prestando especial atención a la accesibilidad, la ecología, el paisaje urbano y el impulso de la economía de barrios, donde los vecinos han podido efectuar sus propuestas y sugerencias al proyecto. 

Y teniendo en cuenta las excelentes posibilidades que ofrecía este espacio para la realización de actividades e iniciativas lúdicas, educativas y de sensibilización ambiental, además de para el paseo, el ocio y el disfrute en contacto con la naturaleza, se decidió reactivarlo y recuperarlo promoviendo  una nueva relación con su entorno. De esta forma, se apostó por una reordenación cuyas líneas generales de acción fueran la mejora de la accesibilidad, la dotación de equipamientos y la creación de áreas específicas para usos variados. 

Siguiendo estos criterios, se ha configurado una nueva Plaza del Olivo que ofrece a partir de ahora una imagen paisajística y ambiental renovada, y en la que tras la sustitución de las infraestructuras de servicio de agua, alcantarillado y alumbrado público, se han configurado hasta cuatro zonas diferentes de equipamiento.

Los cuatro nuevos espacios creados

La primera zona de nueva creación corresponde a una superficie destinada a los jóvenes para que éstos puedan hacer ejercicio. Son en total 380  espacio de forma elíptica, delimitado con bancos lineales curvos, que cuenta en su interior con palmeras y nuevas zonas ajardinadas, y que se ha  pavimentado con tierra natural compactada. Entre los elementos de ejercicios propuestos destaca un equipamiento para hacer “street workout”, una práctica deportiva que es corriente actual entre los jóvenes por sus efectos para aumentar la resistencia física.  

El segundo espacio construido es un área de juegos infantiles   superficie. Para facilitar su uso por edades, se ha dividido en dos recintos diferenciados en los que se instalarán elementos adecuados a las diferentes necesidades de los niños. Ambos espacios están pavimentados en césped artificial. Toda el área en su conjunto cuenta con un vallado perimetral como medida de protección y con bancos para el descanso.  

La nueva Plaza  del Olivo incorpora también con otro espacio de 140  m2 pensado para la realización de ejercicios biosaludables y el desarrollo de juegos de mesa. 

La última de las áreas creadas es una superficie  412 m2 en la que se ha construido una pista de patinaje y una zona de usos múltiples, circundada por bancos corridos de hormigón armado.  

Todas estas áreas de equipamiento están conectadas entre sí a través de un camino principal accesible que discurre por toda la plaza y que dirige al usuario en su recorrido. Para su pavimentación se ha elegido un pavimento de color y textura diferente al resto, facilitando así la orientación a personas con discapacidad visual. 

Mejora de la imagen paisajística y ambiental 

La creación de estas nuevas áreas de actividades específicas se ha combinado con acciones dirigidas a mejorar el estado y el nivel de las plantaciones, para hacer de este espacio un lugar, además de más diverso, más confortable desde el punto de vista medioambiental. Con este propósito, se han renovado cuatro jacarandas y un ejemplar de  Schinus Molle que se encontraban en mal estado, que se han sustituodo con nuevos árboles de especies de floración tales como  Cercis Siliquastrum, Bahuinia y Magnolia Soulangeana. Asimismo, se ha plantado una palmera datilífera. Estos nuevos árboles convivirán con todos los anteriores existentes que, a excepción de los cinco apeados por mal estado, sí se han mantenido. Se trata en concreto de las restantes jacarandas, olivos, una Chorisia Specios, y una palmera. 

Conjuntamente, en el acerado exterior de la plaza que da acceso al colegio más cercano, se ha plantado una nueva línea de árboles de la especie Cercis Silicuastrum, tras haberse ampliado las dimensiones de esta acera en un metro. 

Para garantizar el suministro de agua a las nuevas plantaciones se ha construido una nueva red de riego con acometida a la red de agua potable. El proyecto de  obras también ha incluido la instalación de sistemas de drenaje urbano sostenible como medida para reducir los problemas de las escorrentías, sobrecargas y descargas, mejorando de este modo la evacuación del agua de lluvia. 

Fuera del ámbito estricto de la plaza, también se han realizado actuaciones para mejorar su conexión con el entorno. A estos efectos, se ha eliminado el resalte de bordillo que antes existía a lo largo  de todo el perímetro, manteniendo todo a un mismo nivel. A estas mejoras se suma la creación de nuevos pasos de peatones en las calles de alrededor y de otras medidas específicas en materia de circulación y seguridad vial, pensadas para favorecer la reducción de la velocidad del tráfico en este entorno, sobre todo en las proximidades al colegio. 

El cambio experimentado ha supuesto una inversión de 861.000 euros por parte de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, correspondientes al presupuesto de licitación del proyecto.

Cuando dentro de un mes concluyan definitivamente las obras,la nueva Plazadel Olivo se ofrecerá completamente renovada y redibujada para los vecinos de esta zona del distrito Macarena, y de manera especial para los de los barrios de la Barzola, Los Príncipes y Parque Norte. Un espacio, antes infrautilizado que se presenta ahora transformado y recuperado, listo al cabo para actividad y de vida.