Herramientas Personales

Usted está aquí: Inicio / Noticias / Adelante los proyectos de urbanización de los suelos de la antigua algodonera de Alcosa y de las Naves de San Luis que permitirán dos nuevos desarrollos residenciales, en el Parque Alcosa y el Casco Antiguo, respectivamente
Crecimiento inmobiliario

Adelante los proyectos de urbanización de los suelos de la antigua algodonera de Alcosa y de las Naves de San Luis que permitirán dos nuevos desarrollos residenciales, en el Parque Alcosa y el Casco Antiguo, respectivamente

* El Ayuntamiento de Sevilla aprueba ambas propuestas, que suman una previsión de 957 nuevas viviendas, la mitad de ellas de carácter protegido
Vista general de la antigua algodonera de Parque Alcosa donde se construirán más de 900 viviendas

Vista general de la antigua algodonera de Parque Alcosa donde se construirán más de 900 viviendas

03/01/2023

Dos nuevos proyectos de urbanización con gran repercusión para sus respectivos barrios han salido adelante estos días. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado en su última sesión celebrada las propuestas de obras para urbanizar los terrenos de la antigua Algodonera Virgen de los Reyes, en Alcosa, y de las Naves de San Luis, en el Casco Antiguo.

Ambas actuaciones suman sólo una inversión total de 7,8 millones de euros sólo en la preparación de los suelos para hacer posible los posteriores desarrollos, que prevén la construcción de cerca de mil viviendas, 919 de ellas en Alcosa. De hecho, el proyecto previsto en esta zona constituye una de las operaciones más relevantes que han tenido lugar en este barrio en los últimos tiempos, dado que además de las más de 900 nuevas viviendas previstas, implica la creación de  nuevas zonas verdes, espacios libres y equipamientos públicos, con una inversión asociada de 65 millones de euros. En el caso de los suelos de la calle San Luis, la operación representa la puesta en carga de una de las escasas bolsas de suelo que aún están pendientes de urbanizar en el interior del Casco Antiguo, y donde tendrá cabida un proyecto inmobiliario acorde con el entorno patrimonial en el que se enclava. Por lo tanto, se trata de dos proyectos urbanísticos claves para sus respectivos entornos, que ahora salen al fin adelante como resultado de la colaboración público-privada, tal y como ha reconocido el delegado de Hábitat Urbano y Cohesión Social, Juan Manuel Flores, máximo responsable político también de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente.

El proyecto de urbanización de la antigua Algodonera de Alcosa 

Estos suelos, de más de 11,6 hectáreas de extensión entre el Polígono Aeropuerto y el Parque Alcosa y propiedad de la Sociedad de Gestión de Activos del Proceso de Reestructuración Bancaria (SAREB), serán transformados en una nueva área residencial donde se proyecta la construcción de 919 viviendas (451 protegidas), que se alternarán con 50.000 m2 de zonas verdes y espacios libres –hasta 6 hectáreas– que estarán dotados de todos los elementos para la estancia y disfrute, como itinerarios peatonales, zonas de juegos infantiles y de aparatos de ejercicio físico, bancos, pérgolas y 630 nuevas plantaciones. Se incluye en el proyecto la cesión de dos parcelas para 141 viviendas al Ayuntamiento, que se entregarán totalmente urbanizadas y destinadas a vivienda pública.

Este ámbito en cuestión se encuentra desde hace años abandonado y sin uso, con el consiguiente deterioro de todo el conjunto, en cuyo interior aún se conservan parte de las naves en las que se desarrollaban los procesos industriales de la antigua algodonera. De acuerdo con las previsiones del planeamiento urbanístico, se mantendrán las edificaciones de una planta y los torreones que constituían el frente y la imagen de la algodonera –obra del arquitecto Aurelio Gómez Millán- hacia el exterior, hacia la calle Secoya. Los tres edificios principales del conjunto se convertirán en equipamientos públicos.

El proyecto de urbanización aprobado incluye también 6.440 m2 de terrenos que se extienden entre el acerado de la calle Secoya y entorno. Asimismo, recoge también la urbanización del espacio situado entre el frente de la antigua instalación industrial y la calzada de la calle Secoya, propiedad del Ayuntamiento de Sevilla. Por esos terrenos discurría antiguamente el canal de riego del valle inferior del Guadalquivir. Perdido ya su uso, se propone ahora rellenarlos y acondicionarlos como lugar ajardinado y de paseo. Por otro lado, en el acceso de la instalación pero ya en su interior se localizaba un pequeño jardín ornamental con una imagen de la patrona de la Algodonera que será mantenido por el proyecto de urbanización como elementos de jerarquización y organización del espacio del parque. 

En definitiva, el documento recoge todas las obras precisas para la preparación de esta importante bolsa de suelo a poca distancia de Sevilla Este, de cara al nuevo desarrollo residencial previsto, respondiendo a las determinaciones contenidas en el documento de Estudio de Detalle con la ordenación pormenorizada y precisa del ámbito, y respetando los niveles de protección patrimonial asignados al complejo (la fachada y los torreones)A pesar de que dicho Estudio de Detalle obtuvo su aprobación en el año 2008, la crisis económica acaecida por aquel tiempo y que se prolongó los años sucesivos, provocó la paralización del proyecto de desarrollo programada entonces para estos terrenos, que continúan baldíos más de doce años después. 

Esta situación está próxima a revertir una vez puedan comenzar las obras de transformación de este sector y las posteriores de edificación. La propuesta se aprueba tras haber sido expuesta públicamente y tras obtener la preceptiva Autorización Ambiental Unificada de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de acuerdo con la Ley de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental.

Se trata de una de las operaciones más esperadas por el barrio del Parque Alcosa, dada la localización estratégica de estos suelos, la conexión que se abre con el Palacio de Congresos de Sevilla Este, la transformación que tendrá para el barrio y su dimensión económica y laboral. En este sentido, solo en lo concerniente a las obras de urbanización previstas se destinarán 7,440.000 euros, si bien, el coste de toda la operación se estima en 65 millones de euros. Las obras comenzarán a ejecutarse en 2023. 

El proyecto de urbanización de las antiguas Naves de San Luis

El otro gran proyecto de urbanización aprobado es es de los suelos que alojaron hasta hace algunos años un conjunto de naves y edificaciones de escasa entidad y con diferente usos a lo largo del tiempo en la calle San Luis. Se trata, exactamente de un ámbito de 3.778 m2 de superficie conformado por parcelas interiores y delimitadas por las calles Duque Cornejo, San Luis, Plaza de San Marcos, Vergara, Hiniesta y Lira.

Estos terrenos constituyen en la actualidad un vacío urbano estratégico en la zona norte del centro histórico de Sevilla en el que permanecen en pie algunas construcciones sin protección patrimonial con fachada a San Luis y una edificación en Duque Cornejo, que serán demolidas. La mayoría de estos terrenos corresponden a la SAREB que, a fin de promover su desarrollo presentó hace unos años el correspondiente instrumento urbanístico de ordenación de los suelos y de su uso, en el que se marcan como principales objetivos la mejora de la conectividad entre las calles San Luis e Hiniesta a través de un nuevo itinerario peatonal, la construcción de 38 viviendas entre libres y protegidas de forma integrada, la generación de otras actividades no residenciales, la recuperación de una instalación cultural prevista en el ámbito y, la protección de los valores patrimoniales del ámbito. 

Conforme a estas previsiones y para poder responder a las mismas, se ha elaborado el presente proyecto de urbanización con todas las obras que hacen posible la adecuación del terreno para ese futuro desarrollo, dotándolo de pavimento y de los servicios urbanos suficientes para acoger la futura edificación residencial y dotacional prevista. Entre estas actuaciones se encuentran la instalación de las redes de infraestructura para garantizar los servicios necesarios y la conexión de los viarios proyectados con la trama urbana. El documento está promovido por Arqura Homes, Fondo de activos bancarios. 

La conformación del ámbito se establece a través de 5 parcelas catastrales, dos (la 1ª y la 2ª) de carácter lucrativo y propiedad de la SAREB y 3 (la 3ª, 4ª y 5ª) no lucrativas y adjudicadas al Ayuntamiento de Sevilla.  Los usos que acogerían cada una de las parcelas son los siguientes:

-        1ª de uso residencial, con previsión de 37 viviendas de Nueva Planta, 20 de renta libre y 17 de protección oficial.

-        2ª ocupada por una edificación existente en la calle Duque Cornejo,con previsión de 1 vivienda.

-        3ª correspondiente a un espacio libre común central.

-        4ª de uso dotacional para Nueva Planta.

-        5ª para una vía peatonal y de acceso a aparcamientos privados. 

La previsión es que las obras para el desarrollo residencial previsto se desarrollen en una única fase. El coste total de la urbanización se estima en 276.191 euros. 

Con su aprobación del proyecto de urbanización se abre definitivamente la puerta al desarrollo residencial y dotacional de este estratégico suelo y a su correcta integración con la trama urbana colindante. Respecto a esto último, y tal como se apunta en el Plan Especial de Reforma de este ámbito, el proyecto plantea dotar a la unidad de una nueva conexión con la calle Duque Cornejo a través de un futuro pasaje peatonal, que vendría a sumarse a la conexión actual mediante un vial desde la calle San Luis. 

Una vez aprobado el proyecto de urbanización podrán iniciarse las obras propiamente, que podrán simultanearse con las de edificación. En este sentido,  la Gerencia de Urbanismo concedió este verano las primeras licencias de obras para edificar en la primera de las parcelas las 37 viviendas previstas. También se ha autorizado ya los movimientos de tierra para la prospección arqueológica previa obligada y para la demolición de los restos de las antiguas edificaciones.