Herramientas Personales

Usted está aquí: Inicio / Noticias / Retiradas más de sesenta sillas y treinta mesas en la Plaza de los Terceros al no cumplir con la Ordenanza de Veladores
Ordenación de la vía pública

Retiradas más de sesenta sillas y treinta mesas en la Plaza de los Terceros al no cumplir con la Ordenanza de Veladores

Sillas retiradas por Urbanismo apiladas en el centro de la plaza para su traslado a almacenes municipales

Sillas retiradas por Urbanismo apiladas en el centro de la plaza para su traslado a almacenes municipales

Inspectores del Servicio de Ordenación de la Vía Pública de la Gerencia de Urbanismo, de forma coordinada con la Policía Local, se han desplazado a la Plaza de los Terceros, en el Casco Antiguo de Sevilla, para comprobar que la instalación de veladores por parte de los distintos establecimientos hosteleros que se localizan en dicha plaza, se ajustan a las licencias concedidas para ello. Estas labores de inspección son usuales en la Gerencia de Urbanismo que pretende garantizar, de esta forma, el cumplimiento de la normativa y que la ocupación de la vía pública por veladores se corresponda con las autorizaciones concedidas por este Organismo Público.

En el caso de la intervención realizada en la Plaza de los Terceros, ha estado sustentada en la existencia de reiteradas denuncias que apuntaban a un exceso de veladores en la plaza, con la consiguiente merma de espacio para el uso peatonal. A resultas de la comprobación “in situ” realizada, se han retirado decenas de elementos instalados sin estar amparados por la oportuna licencia. Los más numerosos han sido las sillas y las mesas, de los que Urbanismo ha retirado 62 y 33 unidades, respectivamente. Asimismo, se han eliminado cuatro portamenús, dos parasoles y un barril. Todo el mobiliario sobrante pertenece a tres establecimientos de la Plaza de los Terceros, que son en los que se han detectado los incumplimientos, del total de cuatro que han sido supervisados.

Urbanismo, con el apoyo de la policía local, continuará con estas revisiones de forma periódica, tal y como viene haciendo regularmente y, de manera acrecentada en los últimos dos años, en los que se han incrementado y reforzado estas labores de inspección, con el fin de velar porque la ocupación de espacios públicos se realice de acuerdo a las normas vigentes.